Imágenes de la Marcha contra la Ideología de Género en todo el país

La sociedad argentina, educada y tradicionalmente respetuosa de las costumbres heredadas de nuestros antepasados, cree hasta el día de hoy que la democracia es el único sistema de gobierno justo equilibrado y posible para vivir en paz y tener equidad entre las distintas culturas regionales de la que se compone nuestra Nación, lo cual no es cierto, pero no es el caso que nos ocupa.

El caso que nos ocupa es que, gracias a ese respeto y amor por la paz, nuestra Nación adoptó un sistema de gobierno verdadero, pero como toda institución humana, factible de ser deformado y hasta corrompido. Al punto que, en nuestros días, los representantes elegidos por los ciudadanos con capacidad de votar, no solo no cumplen los proyectos anunciados en las campañas electorales, sino que dictan leyes en contra de los votantes que depositaron su confianza en ellos anhelando paz y equilibrio; paz y equilibrio o MORAL que es justamente el que logra el equilibrio económico y la justicia.

Mientras todos estamos de acuerdo en que la ley condene al que mata, en las Cámaras se sigue intentando aprobar una ley de aborto contraria a la LEY NATURAL y mientras tanto, de forma dictatorial se pretende imponer también desde la ley, una ideología que atenta contra el desarrollo armónico sustentable y progresista de nuestra Nación. (más…)

Comunicado

Es nuestro triste deber comunicar a los amigos y simpatizantes de por la Paz del Campo y toda la familia de almas que surgió a través del método de acción Contra revolucionario enseñado y difundido por el Dr. Plinio Correa de Oliveira, que su ahijado de ordenación Mons. Jose Luis Leer más…

12 de Octubre – Día de la Hispanidad

Hace varios siglos, cuando el ser humano entendió el significado de la palabra Redención, la civilización floreció como en una exuberante primavera. La visión Teocéntrica del universo le dio la capacidad de generar maravillas que perduran hasta hoy: instituciones, costumbres, centros de enseñanza, modos corteses y diplomáticos moldearon el convivir de las naciones y los hombres de tal modo, que se podía decir que las viejas costumbres paganas, hedonistas dictatoriales y egocéntricas, estaban desterradas.
De tal modo, eso se comprueba cuando León XIII manifiesta al final de su tan actual encíclica Inmortale Dei, sobre la relación del Estado y la Santa Iglesia publicada Roma el 1 de Noviembre de 1885:
“Hubo un tiempo en que la filosofía del Evangelio gobernaba los Estados. En aquella época la eficacia propia de la sabiduría cristiana y su virtud divina habían penetrado en las leyes, en las instituciones, en la moral de los pueblos, infiltrándose en todas las clases y relaciones de la sociedad. La religión fundada por Jesucristo se veía colocada firmemente en el grado de honor que le corresponde y florecía en todas partes gracias a la adhesión benévola de los gobernantes y a la tutela legítima de los magistrados. El sacerdocio y el imperio vivían unidos en mutua concordia y amistoso consorcio de voluntades. Organizado de este modo, el Estado produjo bienes superiores a toda esperanza. Todavía subsiste la memoria de estos beneficios y quedará vigente en innumerables monumentos históricos que ninguna corruptora habilidad de los adversarios podrá desvirtuar u oscurecer.”

(más…)