Desde tiempos inmemoriales las revoluciones izquierdistas pudieron avanza, no por el convencimiento de las mayorías, sino por el trabajo sutil de los que pasan a la historia como moderados dialogantes.

Francia en 1789 tuvo a su Felipe Igualdad (Príncipe de la casa real quien debilitara la reacción lógica de los monárquicos en función de una filosofía enciclopedista, que desemboco en el terror y las masacres de La Vendée)
La Rusia Imperial a partir 1917 Tuvo a Alexander Kerenski (Quien apreso al Zar con la escusa de protegerlo y abrió camino parlamentario a los Bolcheviques que terminaron masacrando la familia Imperial)
Los Chilenos tiempo antes de1970 tuvieron a Eduardo Frei (quien allano el camino para un gobierno de corte comuno-cubano en el país hermano, que desato la segunda gran escases de alimentos en un país de Hispanoamérica)
En nuestra Paria luego de una larga década de desatinos asumió un presidente que prometía una era de paz y prosperidad, pero por su indecisión y debilidad se puso en situación de indefensión, y a partir de una consulta pública que no es definitoria, quedo en manos de la voluntad de la oposición pero lo que las fuerzas revolucionarias y la prensa de izquierda propagandean como un triunfo electoral irreversible.

Nos preguntamos, ¿Esa falta de carácter, esa debilidad, son reales o parte de un plan pactado de antemano?, no es explicable que premeditadamente se incumpla tantas propuestas de campaña como también ceder ante los propios y confesados principios. En estos días en Salta ante el Cristo del Milagro repitió con gestos lo que en Tucumán realizo con palabras, sostiene que es a favor de la vida y declara que no vetara ninguna ley que la ataque, se alía con un conocido abortista en su fórmula presidencial y quiere hacer que se crea en su honestidad intelecto-espiritual, ¿Con que propósito?

Todos los Judas, Pilatos y Kerenskis de la historia actuaros así, los resultados siempre fueron nefastos para las sociedades que creyeron en ellos.
Por otra parte en la encrucijada en que nos encontramos ¿No será que tanta violencia verbal y piquetera por parte de una oposición que se muestra organizada y decidida, es para provocar su triunfo en las próximas elecciones?, nos preguntamos esto pues los argentinos ante dos males elegirán el menor.
La oposición violente imponiendo sus leyes con fórceps inevitablemente provocaran una cristalización en la sociedad y corren serio riesgo de repetir lo de la 125, por otro lado espantar para lograr el triunfo de un oponente moderado que siempre sede ante las presiones le es mas favorable a futuro, dado que bajo el barniz de una nueva discusión de principios en un Congreso renovado y manipulable lograran su meta con menos resistencia y al cavo de ese período tomaran el poder con todo a su favor.

Sea como sea la responsabilidad es de la sociedad, y dependerá de todos los que la componemos lograr un equilibrio que nos conduzca al camino de grandeza que la Providencia nos tiene reservada.

Desde Por la Paz del Campo rogamos a Nuestra Seora de Luján, ilumine los corazones devotos y amantes del orden y la armonía, para que surja en estas elecciones un nuevo país defensor de la vida y la patria potestad.


Fransisco José Balbiani

Presidente de la Asociación Civil Por la Paz del Campo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *