Hay dos palabras que en estos últimos tiempos se pronuncian recurrentemente como una excusa y una afirmación de principios, estas son SORPRESA e INDIGNACION la verdad es que nadie en su sano juicio a excepción de los intolerantemente moderados puede pronunciar esas palabras sin sonrojarse.
Desde aquel momento en que se reconoció que la 125 no había sido derogada, sino cajoneada y que el administrador estatal insistía en aplicar retenciones expropiatorias al esfuerzo y la inversión alla por el 2008, atentando directamente contra la propiedad privada y la familia rural, también se cayó en cuenta que habíamos creído que ya no habría mas abusos desde el Estado y nuestra propia ingenuidad nos dejo ver que quien no vigila y esta alerta cae en los mismos errores.
Hoy no podemos asombrarnos de los que nos pasa. La histórica mesa de enlace, perseguida, solo para amedrentar a posibles lideres jóvenes que no se avengan a negociar el entreguismo como los moderados, obligándolos a violar el pacto moral de defender la propiedad el esfuerzo las familias y las tradiciones del hombre del interior. Estrategia aplicada en Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia y también en el Chile.
En pocos días de administrar los destinos de la Patria ya quedo claro que el camino es la disolución de las instituciones. Destrucción de nuestras tradiciones mas entrañables y con ellas la disolución de la familia a través el aborto, la ideología de genero y la obligación de enseñarla en todos los establecimientos educativos del país, como así también la propiedad privada y el derecho que otorga el esfuerzo e iniciativa individual para no ser carga social y educar la prole en el mismo sentido.
La Revolución Francesa moralmente justificada en la revolución Luterana y el naturalismo de Roseau proclamo los derechos del hombre y las tres columnas que fundamentaron su sangriento accionar, Libertad, Igualdad y Fraternidad, tres patas de una mesa que hoy se tambalea en su propia incoherencia , pues no puede haber libertad verdadera sin control de las pasiones que descontrolan la armonía social, no puede haber igualdad en un universo jerárquico que naturalmente suscita liderazgos por una infinidad de razones como la fortaleza, la inteligencia el sentido del equilibrio moral para evaluar situaciones etc. Ni puede haber fraternidad si no hay respeto por las tradiciones y costumbres de los otros pueblos y se pretende imponer un criterio propio de gobierno.
El tan propagandeado dialogo no es otra cosa sino un show mediático para atraer a las victimas al corredor de los crematorios, jamás hubo intención de pactar ningún trato con el sector mas productivo de la Nación, simplemente se llevo a cabo una actuación tranquilizadora antes de las elecciones y hoy que se hacen llamar nuevo gobierno siendo las mismas personas que ya nos mintieron antes, por que habremos de creer en buenas intenciones?
El abuso de la falacia y el eufemismo para disfrazar impuestos, parece ser la nueva modalidad “cultural” de esta administración, al igual que las famosas duchas de desinfección que disfrazaron las cámaras de la muerte.
Amparados en una nueva teología eco indigenista elaborada por los antaño curas del tercer mundo que suscitaron tantos grupos guerrilleros inspirados en la ideología marxista hoy con títulos universitarios y actitud culturosa nos quieren hacer creer que por cambiar la piel como las serpientes, no tienen más veneno.
Recordemos la manifestación en el Monumento a la bandera, y las movilizaciones en la Av. Nueve de Julio, en aquellos días históricos en que pacíficamente el campo y la ciudad dijeron basta, y tengamos presente parafraseando a Churchill, que aceptar la humillación para evitar el conflicto dará como resultado quedarnos con la humillación y el conflicto.
La estrategia de ceder para no perder nunca dio buenos resultados delante de la agresividad del socialismo universal.
Nuestras Tradiciones, nuestras Familias y la Propiedad de todos está en peligro, toda nuestra cultura está en juego.
En Síntesis: Cada vez que al error se le da la posibilidad de difundirse, se desata al mismo tiempo una persecución a la verdad y cada vez que se da al mal la libertad, se promueve una persecución a lo bueno y al bien. (Dr. Plinio Correa de Oliveira).

Categorías: Actualidad

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *