Actualidad: Argentina

Hay dos palabras que en estos últimos tiempos se pronuncian recurrentemente como una excusa y una afirmación de principios, estas son SORPRESA e INDIGNACION la verdad es que nadie en su sano juicio a excepción de los intolerantemente moderados puede pronunciar esas palabras sin sonrojarse.Desde aquel momento en que se Leer más…

El Reinado Social de Jesucristo y de María

En las últimas horas del año que termina, para la humanidad y en especial para los católicos es bueno hacer una reflexión, un repaso de los acontecimientos históricos que tendrán consecuencias en el año venidero.
Desde el punto de vista de la historia de la civilización cristiana, proponemos leer con atención y espíritu devoto, los pensamientos del profesor Roberto de Mattei con respecto al Reinado social de Cristo y Nuestra Señora a la luz del Mensaje de Fátima.
El reinado social de Cristo será también el reinado social de María
Roberto de Mattei publicado el 15 diciembre 2018
El triunfo del corazón inmaculado de María es ante todo la voluntad de Jesús a la cual quiere ajustarse la de María y que Ella misma en Fátima nos anuncia, nos promete y nos llama a realizar. Por esta razón, el reinado social de Cristo será también el reinado social de María.
La inminencia de la santa Natividad nos lleva a reflexionar sobre un gran ideal que debe motivar a los católicos: la instauración del reinado social de Cristo. Este ideal es consecuencia de la naturaleza y la misión de la Iglesia. A pesar de las posibles dejaciones de los hombres que la gobiernan, también en los tiempos de mayor oscuridad la Iglesia continúa resplandeciendo y siendo reconocible gracias a las notas que la distinguen: es una, santa, católica y apostólica, y siempre visible. Es más, Jesucristo ha conferido a su Cuerpo Místico la forma exterior de una sociedad humana. Y no sólo a su Cuerpo; el Papa es y debe ser visible, y asimismo la Fe, el derecho y los ritos instituidos por Dios.
Si la Iglesia es visible, también es visible su misión. Eso quiere decir que la Iglesia no reduce su misión a la salvación individual de las almas, sino que la extiende a la salvación de los pueblos, de las naciones, de toda la sociedad, conforme al mandato de Jesucristo de anunciar el Evangelio a todos los pueblos ( Mt.28,19) y hasta los extremos de la Tierra (Hch. 1, 8 ). La Iglesia es católica porque su naturaleza es universal y difunde su mensaje salvífico a toda criatura en todo tiempo y lugar. No se trata sólo de la posibilidad de una difusión en el mundo, sino de una difusión real que debe poner de manifiesto a todo el mundo la divina verdad de la Iglesia.
Es cierto que antes del fin del mundo, como dice el Evangelio, «se escandalizarán muchos» (Mt.24,10), pero el fin del mundo no llegará hasta que todos los pueblos y el propio pueblo de Israel hayan entrado en la Iglesia. Por eso dice San Pablo: «No quiero que ignoréis, hermanos, este misterio –para que no seáis sabios a vuestros ojos–: el endurecimiento ha venido sobre una parte de Israel hasta que la plenitud de los gentiles haya entrado; y de esta manera todo Israel será salvo» (Rm. 11, 25-26).
De estas palabras del Apóstol de los Gentiles podemos deducir que vendrá un tiempo en que no sólo se instaurará en el mundo una catolicidad relativa, sino también una catolicidad absoluta, porque el Evangelio se habrá extendido a la totalidad del mundo. Y, si habrá una época del Anticristo, también habrá una época del reinado social de Cristo. (más…)